2 mayo

Para empezar, en 1917 la Biblioteca John Rylands de Manchester adquirió un gran panel de papiro egipcio escrito en el año 250 en griego koiné (la lengua franca mediterránea en la que se escribieron los Evangelios). En el fragmento etiquetado con el número 470 se encontró la oración dedicada a la Virgen María más antigua descubierta al día de hoy. Reza así:

Bajo tu compasión nos refugiamos oh Madre de Dios,

nuestras peticiones no desprecies en tiempos de problemas,

sino rescátanos del peligro, tú solo santa, tú solo bendita.

Deja una respuesta