1 mayo

Comenzamos el mes de Mayo dedicado tradicionalmente a la Virgen María. El papa Francisco nos ha escrito una carta invitándonos este año a rezar en familia el santo Rosario. Una oración apreciada por numerosos Santos que es típicamente meditativa y un compendio del Evangelio. Propone la meditación de los misterios de Cristo con el método basado en la repetición. Esto vale ante todo para el Ave María, que se repite diez veces en cada misterio. Es lo que pasa en el amor que no se cansa de dirigirse a la persona amada con las mismas expresiones muchas veces,  que son siempre nuevas respecto al sentimiento que las inspira.

Desde este medio de comunicación parroquial, recibiréis diariamente alguna propuesta en honor de nuestra Madre.

Deja una respuesta